La falta de deseo sexual también afecta a los hombres

La identidad masculina, advierte una especialista, está muy ligada al desempeño en la cama.

La baja en el deseo sexual durante muchos años había sido relacionado netamente con la mujer. Sin embargo, en el último tiempo, a raíz de varios factores que pueden ser de orden sicológico o también físico, este problema está afectando también a la población masculina.

Según explica Natalia Guerrero, Sicoterapeuta sexual clínica de Medical Sex Center y miembro de la Escuela Transdisciplinaria de Sexualidad, este es un fenómeno que se está  haciendo cada vez más notorio, porque se habla más de él.  “Se ve en hombre de todas las edades, pero en mi consulta, lo estoy viendo en la franja entre los 35 y 50 años”, dice.

“La identidad masculina está muy vinculada a su desempeño sexual. En general, si a nosotras, las mujeres, nos dicen que somos malas para la cama, pocas sienten que pierden su identidad femenina. Distinto es si te dicen que eres mala madre o que estás gorda. Si a un hombre se le dice que es malo para la cama, esto es más problemático”,  agrega Guerrero.

La otra arista problemática de esta situación es que en general, son las mujeres,  parejas de estos hombres,  las que solicitan explicaciones, ya que ellos no lo conversan con otros hombres. Y si no son obligados, tampoco acuden por ayuda a algún especialista.

Una baja de deseo sexual en un hombre también afecta directamente a la mujer que es su pareja.  “A las mujeres que les pasa esto, por lo general, debido a la baja autoestima,  piensan que están gordas, o que el hombre tiene a otra, o incluso se piensa en la posibilidad de que la pareja sea homosexual. Pero nunca se piensa que pueden ser otros factores que detonan la falta de deseo en el hombre”, comenta.

La terapeuta explica la pérdida del deseo en el hombre puede tener un conjunto de factores. Su aparición puede estar dando luces  de un problema físico. Pero también hay otros de orden mental, como exceso de trabajo, estrés, falta de sueño, mala alimentación, vida sedentaria, todo esto influye negativamente en el deseo sexual.

A juicio de Guerrero, otro factor  que también podría detonar una falta o baja de deseo sexual en el hombre y  es el empoderamiento sexual de la mujer, vale decir cuando la mujer  no tiene miedo de tomar la iniciativa, de exigir placer en la cama. “Y esta exigencia muchas veces es inhibidora del deseo sexual masculino de hombres. La proactividad de la mujer puede ser un inhibidor de hombres”,  comenta.

A ello suma otro fenómeno reciente: la nueva masculinidad, con hombres más interesados en diversificar su forma de relacionarse con las mujeres, enfocándose más en otras cosas como el cariño, compartir otros momentos o una buena conversación.  “Y así como no a todas las mujeres les interesa que todas las relaciones sean con amor,  hay hombres que no les interesa la penetración. El tener relaciones sexuales todos los días les parece aburrido, porque prefieren menos relaciones pero de mayor calidad”, explica.

Soluciones a la mano

Afrontar este problema en pareja requiere apertura para hablar del tema. “Es importante que se plantee esto desde la mirada respetuosa y no desde la exigencia. Porque puede que algo esté pasando, la persona tiene pena, miedo, está cansado, se siente mal con su cuerpo, pero también puede ser que él considera que es su forma de vivir su sexualidad, de ser así, hay que llegar a otro tipo de acuerdos”, señala la especialista.

También se pueden usar estímulos  para reactivar el deseo. “Uno de ellos es que si la persona tiene una baja de deseo sexual y retoma la actividad física y los espacios de disfrute, en general, debería haber una reacción positiva del deseo sexual. Ahora, si tan sólo se trata porque el sexo se ha vuelto rutinario, cualquier cosa que vaya a romper con esa rutina, que obedezca a los deseos y a las fantasías que cada uno pueda tener, puede servir como estimulante, pero todo debe partir de una conversación íntima y muy respetuosa”, sostiene Natalia Guerrero.

La “novedad” que viene de la mano con la incorporación de juguetes sexuales, cosmética erótica o uso de lencería sensual, puede ser una ayuda complementaria a la baja de deseo sexual masculina, pero siempre y cuando se tomen ciertas medidas.

“Usar estos productos siempre es  muy entretenido para la pareja, pero hay que dialogar sobre esto. Entender  que cuando se lleva un buen tiempo en pareja, puede que los dos o uno de los dos, pierda el deseo y que estén disponibles para apoyarse”, agrega.

En el mercado, hoy es posible encontrar un gran abanico de alternativas para parejas que buscan avivar la pasión en su relación. Y no sólo estamos hablando de los clásicos como vibradores, consoladores o anillos vibradores, sino que también otras formas más lúdicas. Uno de ellos son los kit de juguetes eróticos para parejas que ofrece la tienda Sex Shop Chile;  o incluso juegos de salón para dos, como el Pan de Vida erótico que, a través de tarjetas, le entrega a la pareja nueva ideas para romper con la rutina sexual y que tiene un costo de $6.990.

Y por otro lado está la cosmética sensual que a través de sabores, texturas, aromas y nuevas sensaciones también puede ayudar a conseguir un encuentro sexual mucho más íntimo. Entre estos productos, está por ejemplo, el aceite de masaje erótico de menta y chocolate de la marca Erotic y que puedes encontrar en Starsex, entre muchas otras alternativas.

Lo más importante para encontrar a una solución a la falta de deseo sexual masculino es detectar que existe un cambio en el deseo, que la pareja tenga confianza y una muy buena comunicación, no tener prejuicios con la incorporación de ciertos elementos nuevos en el sexo.

revistaBar.cl72 Posts

Blog creado al amparo de una tarde cervezas por un grupo de amigos, con el objetivo de escribir sobre aquellos temas de interés masculino. Somos un permanente y virtual Club de Toby.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password